Petróleo: ¿Ayudará las Finanzas Públicas?

Los precios de petróleo cayeron estrepitosamente en abril al derrumbarse la demanda por la inmovilización derivada de la pandemia. En el mercado de futuros llegaron a cotizaciones negativas.


La OPEP + Rusia logró un acuerdo para limitar la producción, que ha sido clave para que a la par de una mejoría gradual de la demanda, los precios hayan rebasado los 40 dólares por barril.


De abril 3 a agosto 28, la demanda global ha repuntado 21.2%, contra una baja en la oferta de 14.7%. (Federal Reserve of NY).


La producción petrolera de EU (que no forma parte de la OPEP) ha caído de 13.1 millones de barriles diarios (MBD) en marzo a 9.7 MBD a fines de agosto. A su vez los inventarios han presentado reducciones en las últimas 4 semanas al 21 del mes pasado.


El desbalance global de sobre-oferta parece estarse corrigiendo. La baja de la producción de EU es un factor clave, pues fue precisamente el país que generó el exceso global de oferta utilizando la técnica del fracking.


Las condiciones financieras actuales no son las mejores para que los productores en EU puedan encontrar financiamiento para relanzar su producción, aprovechando la mejoría de los precios.


En ese escenario, las cotizaciones del crudo parecen tener una perspectiva moderadamente positiva, basada fundamentalmente en una restricción de la oferta.


No puede descartarse una nueva caída de la demanda, en un escenario de nuevos brotes del COVID.


Una mejoría de los precios de petróleo sería oro molido para las finanzas públicas de México, aunque ahora el reto es producirlo en volúmenes suficientes.

8 vistas

Cierre de Mercados

Continúan Ajustes en Mercados Financieros

cotizaciones974.png
dow jones 23sep.png
diplomado en finanzas Face.png
  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon