Mantiene Hacienda Disciplina Fiscal

Con datos de enero a julio, los ingresos del gobierno federal aumentan 5.3% en términos reales frente al mismo periodo del 2021.


El resultado está apoyado por un incremento de 39.3% de los ingresos petroleros, claramente beneficiados por el aumento del precio del crudo.


Respecto a los ingresos no petroleros se percibe una caída marginal de 0.7%, que está explicada principalmente por los subsidios del IEPS a combustibles. En el mismo periodo de 2021 se obtuvieron 152 mil mdp por este concepto, mientras que en 2022 se observa una pérdida de 57 mil mdp, es decir, el gobierno pagó (subsidió) por mantener estables los precios al consumidor.


La caída del IEPS se ve compensada por un aumento de 15.3% real del ISR y de 4.0% del IVA.


La fortaleza del ISR se explica por la agresiva campaña de recaudación del SAT y por los cambios al outsourcing, que han motivado el registro de trabajadores en mayores salarios y por consiguiente se genera una mayor recaudación de ISR.


El gasto público ha estado relativamente controlado, con un incremento de solo 1.6% real del gasto programable.


Estos resultados llevan a un balance primario (antes de intereses) de 229 mil mdp en el periodo enero-julio, lo que deja bien posicionadas las cuentas fiscales, lo que favorece la continuidad de la estabilidad cambiaria.


La desaceleración de la economía presenta un reto para la recaudación en el resto del 2022 y principalmente en 2023, cuando se espera un crecimiento más lento por menor dinamismo del sector externo y un mercado interno afectado por la inflación.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cierre de Mercados

Desaceleran Manufacturas en EEUU

Noticia del día:

Desaceleran Envío de Remesas

3 OCT.png
GRAF 3 OCT.png