Inversión: El Gran Reto

De acuerdo al INEGI, la inversión en México se encuentra 15.9% por debajo del máximo registrado en junio de 2018.


La falta de inversión es un limitante al crecimiento. Como referencia en EEUU la inversión alcanza un máximo histórico en el tercer trimestre del 2021, pese a la fuerte recesión registrada en 2020.


En México la inversión está segmentada en dos grandes componentes: construcción y maquinaria y equipo. Con datos del 2021, el 56% de la inversión está catalogada como construcción y la diferencia en maquinaria y equipo.


Desde el 2008 la inversión en construcción ha tenido problemas. Principalmente la no residencial, en donde la inversión pública tiene mucha importancia. La inversión pública se ha contraído 47% respecto al 2008, mientras que la privada solo ha aumentado 6.4%, aunque se encuentra 12% por debajo de niveles de 2017.


Una pregunta importante es porque el gobierno no invierte más si esta variable es un motor de crecimiento. La respuesta es compleja, pero se centra en que la capacidad de gasto es corta respecto a otros países, ya que los ingresos fiscales apenas representan el 16% del PIB. El gobierno ha mantenido presupuestos públicos muy cerca de equilibro, a costa de sacrificar el crecimiento. También los ingresos vía Pemex se han frenado en los últimos años.


Todo esto resulta en un equilibro fiscal muy costoso en términos de crecimiento. Poca capacidad de generar ingresos, poco espacio para gastar en inversión y un crecimiento modesto en el largo plazo, que a su vez limita los ingresos tributarios.


Por su parte la inversión privada enfrenta retos en el estado de derecho, fiscalización excesiva, inseguridad, etc.


Hasta 2016 se observaban incrementos en inversión en maquinaria nacional y construcción residencial. A partir de entonces los montos de inversión han sido menores.


Esto lleva a la inversión privada a pasar del 18% del PIB en 2015 a un actual de 15.7%. Los retos hacia adelante se centran en los incentivos al sector privado.


De no solucionarse pronto, la economía mexicana pudiera caer en una trampa de cuasi estancamiento, sin incentivos para el sector privado para invertir y falta de ingresos fiscales para el gobierno que terminarán por afectar su capacidad para satisfacer las necesidades básicas de la población, como son la seguridad, salud, educación.


Es importante que la población esté consciente de los efectos de largo plazo de políticas que no alientan o inclusive disuaden la inversión.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Fecha

Cierre de Mercados

Energéticos Frenan Ajuste a la Baja

Noticia del día:

Aumentan Apuestas de Alza de Tasas

cierre 28 sep.png
graf 28 sep.png