top of page
diplomado en contraloria jun 24.png

¿Cómo se mide la inflación?

La inflación mide la variación en precios de una canasta ponderada, que es representativa del gasto de un hogar promedio mexicano.

 

Para formar los ponderadores se parte de la encuesta nacional de ingreso gasto de los hogares (ENIGH), que también es elaborada por el INEGI. En esta encuesta se recaba el gasto promedio de un hogar mexicano y sus patrones de consumo. Al ser un promedio divergirá de la situación particular de cada familia. Por ejemplo, el tamaño promedio de habitantes de un hogar es de 3.43 personas.

 

La ponderación del INPC actual es la siguiente: Alimentos 25.7%, vivienda y servicios 19.6%, transporte 13.8%, restaurantes y hoteles 9.5%, recreación 4.9%, ropa 4.8%, muebles y artículos del hogar 4.5%, educación 3.5%, salud 3.1%, comunicaciones 3.1%, bebidas 2.7% y otros bienes y servicios 4.7%.

 

Cuando el INEGI presenta el dato de inflación, es el cambio ponderado de 299 bienes y servicios genéricos. Se levantan más de 300 mil precios a nivel nacional. Al incorporar una amplia canasta de bienes o servicios la variación total tiende a suavizarse.

 

Si no cambia el precio del servicio de telefonía móvil o de un seguro médico mes a mes, y por su parte vemos incrementos en precios de alimentos, mercancías o gasolinas, el público tendrá la impresión de fuertes incrementos en precios, aunque el dato de inflación será más acotado por ser representativo del promedio de todos los patrones de gasto de los hogares a nivel nacional.

 

Existe duda sobre si los ponderadores de gasto reflejan el consumo del mexicano. Evidentemente a nivel individual habrá hogares con mayor proporción de su gasto en alimentos, transporte o en salud, por lo que el dato de inflación parecería poco creíble.

 

Debe considerarse que el ENIGH pondera los gastos de las familias en un lapso de un año, y no se enfoca en el gasto a nivel mensual o quincenal. La encuesta se levanta cada dos años y pregunta por los ingresos y gastos de los hogares realizados en todo el año.

 

Entonces se entiende la inflación como un cambio promedio ponderado de precios para el consumidor promedio, y no para un sector o decil de ingresos en específico. Aunque no se consuman los 299 bienes y servicios en el mes, el dato de inflación reflejará al consumidor representativo captado por la ENIGH. 

 

La inflación es una variable relevante para política económica y para los mercados. Diversos servicios se encuentran indexados a la inflación, y la política monetaria (que controla tasas de interés de corto plazo) monitorea de cerca este indicador. 

 

La correcta cuantificación de esta variable es crucial también para las decisiones de los consumidores y la planeación de los negocios.

5 visualizaciones

Komentarze


bottom of page