• Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Guerra Tecnológica

30 Mayo 2019

Las intensas fricciones entre EU y China van más allá de los 400 mil millones de dólares anuales de desequilibrio en el comercio entre ambas naciones.


La simbiosis de la era dorada de la globalización, en la que China funcionaba como plataforma de producción de bajo costo  y EU como el gran consumidor ya no responde a los intereses de ninguno de los dos países.


La iniciativa China 2025 dada a conocer hace cuatro años tiene como objetivo aumentar el valor de su producción. La iniciativa es una hoja de ruta para alcanzar el liderazgo tecnológico, establecer sus propios estándares y sustituir importaciones.


Entre  las industrias en las que pretende el liderazgo tecnológico se encuentran  robótica, energías verdes, aeroespacial, automotriz, ferrocarriles, navegación marítima, medicina, maquinaria agrícola,  inteligencia artificial, blockchain, materiales nuevos.


El plan pretende elevar el contenido de materiales domésticos a 70%, lo cual implica un fuerte desplazamiento de proveedores extranjeros.


El US Council of Foreign Relations  concluye que es una real amenaza existencial para el liderazgo tecnológico de EU. El Pentágono ha advertido que algunas de esas tecnologías son clave para el desarrollo tecnológico militar.

Primeros efectos. El comercio entre ambos países ha caído drásticamente en lo que va del 2019. 


El escalamiento de las barreras comerciales llega en un momento en que China se está desacelerando rápidamente y EU se encuentra en pleno empleo. 


En principio pareciera que China es el mayor perdedor porque sus exportaciones a EU son mucho mayores que el flujo contrario. Sin embargo, la disrupción de las cadenas de suministro está impactando las decisiones de inversión en ambos lados. Las órdenes de bienes de capital en EU están estancadas desde hace un año.


Algo más que aranceles. Las empresas tecnológicas estadounidenses quedan particularmente vulnerables por las represalias potenciales de China, que podrían afectar tanto sus ventas como su producción en ese país. Tal es el caso de Apple. 


En este ambiente de hostilidades, los extranjeros han sido vendedores netos en el mercado accionario de EU desde mayo del 2018, con el consecuente efecto bajista en los precios.


Entre las armas que puede usar China está el dominio que tiene en nuevos materiales (rare earths). Produce cerca del 85% del total mundial y EU depende críticamente de las importaciones  para cubrir sus requerimientos. Estos materiales se usan en la industria militar: jets, lasers, misiles. Se utilizan también en IPhones, turbinas, vehículos eléctricos.


Finalmente está la tenencia de bonos del tesoro de EU que detenta China: 1.12 millones de millones de dólares. Es poco probable que quiera deshacerse de esa posición, pero sin duda es un arma que le brinda poder en las negociaciones geo-políticas, frente a un gobierno con un déficit fiscal que no tiene perspectiva de corregirse en el futuro cercano.


¿Podrá México beneficiarse de esta guerra entre EU y China? 


¿Usted que piensa?

Planeación y Presupuestos en un Escenario Disruptivo

Un programa único para incorporar las principales tendencias globales y del entorno doméstico en los planes y presupuestos de las empresas.

Monterrey

13 y 14 Noviembre 2019

Cierre de Mercados

Rendimientos de Bonos LP en Máximos de 2 Meses

cotizaciones771.png